Municipios

Estás en... Descúbrela / Elige Destino » Zonas / Municipios

Elige destino:

Santander

  • Escuela de Vela
  • La Horadada Santander
  • Parque de Las Llamas
  • Playa de El Sardinero
  • Palacio de La Magdalena y Faro de La Cerda
  • Ayuntamiento de Santander

A Santander se la localiza probablemente como "Portus Victoriae", puerto romano utilizado como salida natural al mar por las gentes que, al finalizar las guerras contra los cántabros, se asientan en las inmediaciones de Reinosa (Julióbriga). Pero es en el siglo XI (año 1068), cuando aparece la primera cita documental sobre Santander, que da cuenta de la existencia de la abadía de San Emeterio. De cuyo nombre latino Sancti Emeterii, procede el de la ciudad. Esta experimenta a lo largo de su historia un gran desarrollo mercantil, convirtiendose durante los siglos XVIII y XIX en el puerto exportador de Castilla hacia América.

Desde mediados del siglo XIX Santander se va convirtiendo en una ciudad moderna, en la que se inicia como nuevo parámetro de su economía el turismo, que influirá de manera definitiva en su marcado carácter residencial que aún hoy mantiene.

Del conjunto monumental de la ciudad, más bien escaso (debido el incendio de 1941), podemos destacar: su catedral y la Cripta del El Cristo, los más antiguos; la Asamblea Regional, el Palacio de La Magdalena, el Gran Casino, la Biblioteca de Menéndez Pelayo y el pintoresco Paseo de Pereda, con sus típicas casas de bellos miradores, la Grua de Piedra de treinta toneladas construida entre 1896 y 1900 por Sheldon y Gerdtzen.

El Mercado de la Esperanza inaugurado en 1904 de estilo modernista fue proyectado por Eduardo Reynals y Juan Moya.

Ciudad costera

Santander goza de una belleza paisajística extraordinaria debida principalmente a su ubicación costera, a modo de península rodeada por la bahía y la costa abierta al mar Cantábrico, mayoritariamente acantilada. Pero quizás sean sus playas los espacios naturales más conocidos y apreciados. Su sinuoso alineamiento, bordeando casi cinco kilómetros de costa, brinda a la vez pequeños y extensos arenales: unos resguardados de los vientos y de tranquilas aguas (Los Peligros, La Magdalena y Bikinis); otros, abiertos al Cantábrico, con mayor oleaje (El Camello, La Concha, La Primera, La Segunda o de Castañeda, Molinucos y Mataleñas). Junto a éstas y entre ellas, espacios verdes de gran belleza se asoman al litoral, como Piquío, con sus emblemáticos jardines asentados sobre un enclave rocoso, que como la proa de un barco que surca el mar, separa las dos playas de El Sardinero. Próximo, el Parque de la Magdalena (en la propia península), lleno de vegetación y arbolado, frente a la isla de Mouro y al poderoso mar Cantábrico, compone junto al Palacio Real, la más típica estampa santanderina.

El Sardinero

Con los primeros "baños de ola" en las playas, a mediados del siglo XIX, surge un incipiente y selecto núcleo turístico: El Sardinero. Desde entonces, este enclave ha sufrido una lenta pero progresiva transformación, llegando a convertirse hoy en una de las zonas más elegantes del litoral español, a la que acude un turismo de clase acomodada, y en la que ha fijado su residencia la alta burguesía santanderina. Se extiende desde la Península de La Magdalena hasta Mataleñas, y tiene su epicentro en la plaza de Italia, en donde numerosas terrazas al aire libre imprimen a las noches veraniegas un bullicioso ambiente. Presidiendo dicho espacio, majestuoso y emblemático se erige el Gran Casino, ligado desde su construcción (en 1916) a los destinos de este inigualable enclave.

La península de La Magdalena

Entre el núcleo urbano y El Sardinero, se ubica un hermoso saliente de tierra asentado entre playas: la península de La Magdalena, un espacio natural en cuyo alto se erige elegante el Palacio Real (de estilo inglés), residencia de verano que el pueblo de Santander regaló (mediante suscripción popular), al monarca Alfonso XIII a principios del siglo. Los reyes obsequiaron a la ciudad con su repetida presencia, convirtiéndola durante el estío, en la capital del reino. Posee unas hermosas caballerizas, extensos jardines y playa propia. Recuperado el palacio y su entorno por el municipio, actualmente es un parque público de libre uso. Posteriormente se le ha incorporado un bello zoo con instalaciones naturales para especies marinas, entre acantilados, resultando espectacular por su ubicación al borde del mar. Formando parte del paisaje, se pueden admirar los tres galeones que el marino y aventurero cántabro Vital Alsar utilizó para rememorar la expedición de Orellana.

El entorno de la bahía

La bahía de Santander es el otro gran símbolo de identidad de la ciudad, espléndida en su disposición y cambiante de color según los vientos: gris y encrespada con el sur, o azul intenso en la calma. No se puede concebir Santander sin su bahía, como tampoco se puede olvidar el influjo de ésta en sus gentes. En el entorno de su incomparable bahía, Santander permite la práctica y disfrute de todas las modalidades de los deportes naúticos: esquí, vela, surf, remo…Cuenta además con dos puertos deportivos. Pero es el tradicional viaje en "lancha", que partiendo del muelle nos acercará a la playa de El Puntal (en verano), o hacia Pedreña y Somo, el que nos hará gozar en el trayecto, de la agradable brisa marino y de una panorámica de Santander difícil de olvidar. Visible desde cualquier punto, el monumento erigido en homenaje al "indiano" en Peña Cabarga, brinda en días claros desde el alto, una de las mejores vistas de toda la región. En las inmediaciones, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno pone el contrapunto, con formaciones rocosas y animales en semilibertad. Un precioso paraje para sentir la naturaleza.

Ciudad cultural

Con la llegada del verano, comienza el período más agitado de la agenda cultural de Santander. Aunque la puesta en funcionamiento del Palacio de Festivales ha dinamizado la oferta cultural, con una programación continuada de espectáculos durante el invierno (conciertos, teatro, danza, cine…); es sin duda durante el estío, cuando se produce una frenética propuesta de acontecimientos, tanto artísticos como populares. Ello es debido a la coindicendia de dos eventos de gran relevancia: la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el Festival Internacional de Música y Danza. El primero acoge personalidades de todos los campos del saber humano. Sus cursos y seminarios la convierten en auténtico foro de expresión y dialéctica. El segundo, tiene lugar en el Palacio de Festivales, un magnífico recinto que ha puesto fin al peculiar escenario de la Plaza Porticada, por el que desfilaron durante cuatro décadas, míticos intérpretes de la música, la danza y el teatro.

En el ámbito popular destacan diferentes fiestas y verbenas. El 16 de julio (festividad de la Virgen del Carmen), las cofradías marineras se engalanan para conmemorar a su patrona, ofreciéndola una bella procesión en el mar. Las Ferias de Santiago (25 de julio), traen consigo a Santander una importante feria taurina. Además, el Ayuntamiento organiza en las noches veraniegas diversos actos: actuaciones musicales en el Auditorio y en la Plaza de Toros, así como fuegos de artificio en las playas, contando todas ellas con la masiva concurrencia de público.

Ambiente y diversión

La disposición urbana de Santander en sentido longitudinal y la existencia de una gran población flotante en el verano son parámetros que han obligado a la creación de múltiples y variados centros de diversión. Cada uno de ellos tiene un público y horario distinto, aunque, y esencialmente en verano, la nocturnidad es el denominador común en la mayoría. Las terrazas de El Sardinero gozan de un ambiente bullicioso por la tarde-noche y hasta bien entrada la madrugada, atractivo que comparte con el Gran Casino, para los aficionados al juego. Las copas también tienen su zona, en la calle, en el área de influencia de Cañadío y Menéndez Pelayo. El atractivo ambiente marinero, indudablemente se encontrará en el Barrio Pesquero, con encantadoras tabernas. Y las zonas tradicionales de aperitivo y chiquiteo: Vargas, Peña Herbosa y Río de la Pila, mantienen su clientela fiel.

Santander

  • habitantes: 0
  • superficie (km2): 0
  • distancia a Santander (km): 4

Localidades del municipio

  • Santander * 169663 hab. 0 km.
  • Cantabria 500.000 hab. 0 km.
  • Cueto 6734 hab. 4 km.
  • Monte de Santander 1233 hab. 4 km.
  • Peñacastillo 7393 hab. 5 km.
  • San Román 10157 hab. 5 km.

Información útil al viajero

Asociaciones
profesionales

Si eres de los que planifican su viaje hasta el último detalle y quieres realizar ya tus reservas, te interesan estos enlaces (ocio y cultura, restauración, alojamiento, transporte, congresos...)

App

La información más útil para tu visita a Cantabria

Camino Lebaniego en Red

android Android android IPhone android IPad

We love Cantabria

Comunidad viajera, participa y visita nuestro perfil en facebook
x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

¡Ven a Cantabria! Comparadores y reserva online de hoteles y vuelos

Información turística

 901 111 112

Otros teléfonos de interés

Dirección general de turismo: 942 208 296 | Cantur: 942 31 89 50 | Departamento de subvenciones: 942 208 295 | Departamento de inspección: 942 208 291 | Departamento de expedientes sancionadores: 942 208 299 | Departamento de hostelería: 942 208 595

Dudas, comentarios... Formulario de contacto
Portal oficial de turismo de Cantabria

Mapa Web | Política de privacidad

Cantabria Infinita Gobierno de Cantabria Año Jubilar Lebaniego 2017